eszh-CNenfrdeitptru

El mercado del alquiler se mueve a un ritmo vertiginoso. Encontrar la vivienda perfecta -o, al menos, la que más se ajusta a nuestras exigencias-, en la mejor zona posible y al precio más asequible para nuestros bolsillos es una tarea cada vez más complicada, teniendo en cuenta la escasez de oferta y unos precios que no dejan de crecer. Ganarse el favor de los propietarios es, en ocasiones, una cuestión de azar; de concertar una cita diez minutos antes que otro posible inquilino. Pero no todo está perdido. Alquilar, comprar una vivienda o conseguir un compañero de piso mediante el móvil y sin intermediarios, realizar visitas virtuales a la casa de nuestros sueños o afinar nuestras búsquedas por geolocalización son opciones cada vez más reales y extendidas en el sector inmobiliario...

VER NOTICIA COMPLETA