eszh-CNenfrdeitptru

Juana quiere luchar por mantener su piso de la calle Montseny de L'Hospitalet de Llobregat, afectado, como la mayoría de los del bloque, por un encarecimiento del alquiler, sin opción de negociación. A sus 58 años, la inquilina con más antigüedad tiene contrato hasta 2021 y enfrenta un aumento del 70%: «El fondo inversor quiere que no aceptemos y que nos marchemos para hacer apartamentos turísticos. Nadie se puede permitir aquí un alquiler de 1.200 euros, pero le da igual»...

VER NOTICIA COMPLETA