eszh-CNenfrdeitptru

Basta pasear por el centro de una gran ciudad como Madrid para hacerse una idea de la edad de sus edificaciones. La obra nueva o en construcción escasea, frente a la abundancia de edificios clásicos de principios del siglo XX que pueden encontrarse en barrios como Chamberí y Salamanca. O las construcciones que se levantaron en los años 60 y 70, al calor del desarrollismo económico de aquella época, ubicadas en barrios de la periferia. U otros ejemplos de edificaciones con mayor solera, como las típicas corralas que pueblan el barrio de Lavapiés...

VER NOTICIA COMPLETA